5 claves para analizar las oportunidades de su negocio a la luz de la economía digital

La lista de oportunidades que la economía digital trae a tu empresa es larga, a continuación, te hablaremos de las más importantes y de cómo obtener el mayor provecho. ¡Toma nota!

En tan solo unos 15 o 20 años, la economía digital ha logrado un impacto difícil de ignorar. Por ejemplo, en potencias como Japón y Estados Unidos, esta economía alcanza el 7 % u 8 % del PIB.

Para 2020 podría ubicarse en el 12 %, según los cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos -OCDE-.

Si revisamos las cifras de América Latina, se calcula que “la digitalización ha movilizado cerca de 195 mil millones de dólares al PIB en los últimos 10 años, y ha contribuido en cerca de 900 mil empleos en el mismo período”, dice Raúl Katz, investigador y profesor de la Universidad de Columbia y reconocido líder en este tema.

Y si hacemos foco en las cifras del país, la Comisión de Regulación de Comunicaciones -CRC-, atribuye a la digitalización el 6,12 % del crecimiento del PIB en Colombia, entre 2005 y el 2013.

El panorama es claro, esta economía va en ascenso y su protagonismo es cada vez más notorio en el mundo de los negocios. De ahí que, más empresas se interesen por iniciar su transformación digital. Claro, ellas han entendido las oportunidades que trae la aplicación de tecnología en la vida de las empresas.

Si tú también quieres “sacarle el jugo” a tu negocio bajo un ecosistema de economía digital, debes estar atento a estos 5 aspectos clave:

1. El trabajo colaborativo mejora los niveles de producción: existen herramientas tecnológicas que te permitirán otras maneras de trabajar en tu empresa, una en la que tus empleados encuentren la facilidad para trabajar entre sí y establezca una estructura más horizontal y de carácter colaborativo.

Este ambiente laboral generará continuidad y comunicación permanente entre los integrantes de tu negocio, creando una sinergia que potencializa las habilidades y da como resultado un mejor desempeño. Eso se llama aprovechar la inteligencia colectiva e incentivar el poder del trabajador, quien será feliz y transmitirá ese sentimiento a los clientes.

“Los entornos digitales generan una sinergia importante y las personas pueden ser más productivas cuando colaboran entre ellas, ya que las ideas fluyen de manera diferente y se pueden obtener otro tipo de resultados, otro tipo de información”, comenta Nicolás Serna, Gerente Técnico de Obrasdé.

2. No hay intermediarios, podemos conversar con los clientes: la incursión de las TIC en las empresas creó canales directos de interacción con los clientes. Es decir, ya no hay distancias entre consumidores y productores.

Esa comunicación directa posibilitó que el cliente asumiera un rol más empoderado y exigente, le abrió la puerta para que influyera en los procesos de los negocios, lo que ha impulsado una nueva atención al cliente, donde su voz es realmente escuchada y no ignorada.

De ahí que sea vital establecer conversaciones con ellos, quienes son como “caldo de cultivo” para generar más valor e idear nuevos modelos de negocio, nuevos productos, nuevas ideas acorde a sus necesidades, comportamientos y estilos de vida.

“Ahora ese nuevo consumidor tiene un nuevo lenguaje y debemos hablar ese nuevo idioma”, concluye Juan Guillermo Restrepo, Gerente de Ito Corp S.A.S

3. La innovación como el pan de cada día: quienes se toman en serio la aplicación de tecnología digital en sus negocios tienen la capacidad de estar en una posición siempre proactiva. Lo que, sumado al trabajo colaborativo y la conversación constante con los clientes, se traduce en una oportunidad única para fomentar la innovación.

Es así cómo se crean nuevos modelos de negocio, nuevos productos, servicios, canales, clientes, formas de operar, procesos y conceptos organizacionales. Lo que repercute en la competitividad y rentabilidad de la empresa.

4. Ya no existen las fronteras: las TIC y su masificación nos permitieron eliminar las fronteras, la comunicación inmediata sin importar las distancias es un hecho. Lo que antes era exclusivo para empresas grandes, ahora es una posibilidad a la que pueden acceder las pequeñas.

Una idea de negocio solo necesita de un sitio web para ser conocida en cualquier parte del mundo y de una plataforma de comercio electrónico para encontrar clientes sin importar la latitud.

Ahora, la estrategia de los negocios se debe de concebir de manera global, porque los clientes potenciales, pasaron de ser los cercanos a ser cualquier persona en el mundo con una conexión a internet.

5. Todas las oportunidades apuntan a la rentabilidad: “las TIC mejoran la calidad de los productos y servicios, pero lo que se busca como en cualquier negocio, en especial en el sector de la construcción, es acortar plazos, asegurar que se cumplan las promesas de tiempo y dentro de los presupuestos asignados. Eso es realmente buscar rentabilidad”, dice Guillermo Cañón, Gerente de Ingeniería Asistida por Computador S.A.S.

Por eso es que se plantea que las empresas están obligadas a, tarde o temprano, comenzar su transformación digital, ya que todas las oportunidades que brindan las tecnologías digitales apuntan a la rentabilidad. Quienes se introduzcan en el ecosistema de esta economía, tendrán mucho terreno ganado, frente a los negocios tradicionales.

Para tener en cuenta

Si quieres conocer más oportunidades para tu negocio, te recomendamos asistir al evento CITIS 2017: “Economía digital: nuevos modelos de negocio basado en tecnología”, que se realizará en septiembre en Medellín. Clic aquí.

También te invitamos a descargar completamente gratis el siguiente ebook que te permitirá descubrir 9 oportunidades clave para tu negocio bajo el ecosistema de economía digital. 

Compartir