Qué es la economía digital y cómo enfrentarla en negocios tradicionales

No es ni moda, ni capricho, la economía digital llegó para quedarse y los negocios tradicionales se sienten amenazados. ¿Cómo enfrentarla? Aquí te contamos.

Las nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones han despertado torbellinos de cambios en nuestra vida moderna, entre ellos, la manera de hacer negocios. A esta metamorfosis se le ha denominado economía digital, un ecosistema nuevo de múltiples oportunidades pero, a la vez, una amenaza constante para los negocios tradicionales.

De ella se viene hablando desde 1995, cuando el canadiense y especialista en el papel de la tecnología en los negocios y la sociedad, Don Tapscott, acuñó por primera vez el término en su libro “La economía digital: promesa y peligro en la era de la inteligencia en redes”.

Entonces, se entiende por economía digital a aquella que está basada en las Tecnologías de la Información (TIC), es decir, en la implementación de la tecnología digital en la vida de los negocios y en la manera de producir y comercializar sus servicios o productos.

En una definición más amplia, el Centro de Estudios de la Economía Digital de la Cámara de Comercio de Santiago de Chile define el ecosistema de esta economía como aquel “conformado por la infraestructura de telecomunicaciones, la industria de tecnologías de comunicación e información (en software y hardware) y las actividades económicas y sociales desarrolladas a través de internet, como por ejemplo, el comercio electrónico, contenidos digitales y medios de información”.

Un mar de cambios

Hacer negocios hoy no es lo mismo a hace dos décadas. La economía digital ha introducido cambios: nuevos modelos de negocios, nuevos hábitos de consumo, nuevas maneras de relacionamiento con los clientes, entre otros.

Pongamos de ejemplo la industria del turismo. Hace 20 años nadie tenía acceso a la información de una aerolínea o de un hotel ya que estaba en manos de los distribuidores, es decir, de las agencias de viajes.

Con la llegada de Internet, los proveedores, aerolíneas y hoteles, encontraron otros canales de distribución alternos a los existente. De esta manera, comenzaron a desarrollar sitios web donde liberaron la información que antes era exclusiva para los distribuidores, hasta avanzar a portales transaccionales en la que los interesados pueden comprar de manera directa sus servicios o productos.

Cientos de clientes se volcaron a estos nuevos canales digitales para comprar su tiquete y estadía de su próximo destino, dejando de lado las agencia de viajes; uno de los negocios tradicionales que hoy ve cada vez más disminuida su cabida en el mundo real.

No la enfrente: únase a la economía digital

Si tienes un negocio tradicional y estás buscando maneras de afrontar las desventajas que ante nuevos modelos de negocio está propiciando la economía digital, el mejor consejo es dejar de luchar y unirse a ella.

Así lo plantean 3 empresarios locales que han aprovechado las oportunidades que otorga la tecnología digital:

“Los negocios tradicionales están amenazados permanentemente y las posibilidades de transformarse son todas, pero está en la capacidad del capitán del barco de dar el giro, entenderlo o quedarse inmerso en el contexto 100 % tradicional y amenazados todos los días”, afirma Juan Guillermo Restrepo, Gerente de Ito Corp S.A.S.

“Yo creo que la economía digital no es una moda, es una tendencia generalizada que te ofrece sinergias. La decisión no es si ingreso o no, la decisión es cuándo ingreso en este sistema. Es una obligación para todos. Aquellos que no lo hagan, podrán seguir varios años en el esquema tradicional, pero va a llegar un momento en el que no harán parte del juego”, Nicolás Serna, Gerente Técnico Obrasdé.

“Lo primero es que los directivos de las empresas deben aceptar que el tema de la transformación digital no es una opción, es una tendencia clara en la que tarde o temprano hay que montarse, y mejor será antes de que sea demasiado tarde. Quienes no lo hagan, en poco tiempo tendrán que desaparecer porque sus tiempos de respuesta y niveles de producción no les va a permitir subsistir”, concluye Guillermo Cañón, Gerente de Ingeniería Asistida por Computador S.A.S.

¡Recuerda!

Si las empresas no toman en serio la economía digital están en riesgo de quedar rezagadas del desarrollo y de la innovación, perdiendo así competitividad y desperdiciando las oportunidades que este ecosistema puede propiciar, ya que una buena tecnología aplicada siempre traerá mayores posibilidades que antes solo podían aprovechar las grandes empresas.

Si quieres conocer más de este tema, te invitamos a inscribirte a CITIS 2017 “Economía Digital: nuevos modelos de negocio basado en tecnología”, que se realizará en septiembre en Medellín. Clic aquí.

También te invitamos a descargar completamente gratis el siguiente ebook que te permitirá descubrir 9 oportunidades clave para tu negocio si se implementa economía digital.

Compartir